Que Hacer en Belice

Este pequeño país enclavado entre México y Guatemala se está convirtiendo rápidamente en uno de los destinos de ecoturismo más populares del mundo. Encontrarás increíbles ciudades mayas bien preservadas, verdes selvas tropicales y asombrosas playas de arena blanca con aguas azules que te esperan para nadar. Si a esto le sumamos el hecho de que el inglés es el idioma oficial, el clima es hermoso durante todo el año y hay cientos de islas que visitar en barco, no es de extrañar que muchos turistas acudan en tropel año tras año. Desde playas hasta ruinas y el famoso Blue Hole, aquí hay 10 cosas increíbles que hacer y ver en Belice.

  1. Excursión en helicóptero

Puedes sumergirte en el Blue Hole – una experiencia sin igual – y también puedes volar sobre el Blue Hole – una experiencia que te dejará sin aliento. Si nunca ha estado a bordo de un helicóptero, Belice es el país ideal para empezar. Volar sobre el Blue Hole puede ser bastante caro, pero observar este círculo índigo casi perfecto rodeado de arrecifes de coral es realmente impresionante. El helicóptero hará algunos en el acto para permitirle capturar fotos fabulosas. Otros tours se ofrecen en el país y pueden llevar a los visitantes sobre la ciudad y el arrecife de coral. El piloto también sobrevolará las numerosas islas de la costa. Mantén los ojos abiertos para ver si hay delfines o buzos. Ya sea que descubra el Blue Hole o los arrecifes que lo rodean, le prometemos una oportunidad única en la vida.

  1. Visita a las ruinas de Lamanai

Es uno de los más grandes y mejores sitios arqueológicos mayas en Belice, y no debe perderse mientras esté en el país. Las ruinas son conocidas por su maravillosa arquitectura y el increíble paisaje que las rodea. Están rodeados por una densa selva tropical con vistas a la desembocadura del río Nuevo, y la mayoría de los visitantes deciden llegar a ellos en barco. Los visitantes disfrutarán de la hermosa selva, la vida silvestre y la arqueología local mientras caminan hacia las ruinas. Muchas ruinas están abiertas a los turistas y pueden ser escaladas para obtener una vista panorámica de los alrededores. Hermosos senderos llevan de ruina en ruina mientras que los monos aulladores y los monos araña ocupan toda la propiedad. Si usted está interesado en la fascinante historia de la civilización maya, no se pierda Lamanai.

  1. Visita a la playa

El país tiene más de 386 kilómetros de costa y cientos de playas, y no es de extrañar que una de las actividades favoritas sea visitar la playa. La Península de Placencia es la playa continental más larga del país y es perfecta para descalzos. Se extiende a lo largo de tres pueblos y ofrece restaurantes, vida nocturna y playas totalmente públicas. Si busca algo más tranquilo, diríjase a Half Moon Caye, donde las aguas caribeñas y la playa de arena blanca en forma de media luna son el escenario de un día idílico. En una parte del cayo se encuentra un sitio protegido de anidación de tortugas marinas, mientras que la otra mitad alberga bosques costeros y manglares y un santuario de obispos protegidos de patas rojas. Hay innumerables playas en este país, y ya sea que llegues a ellas en bote, avión o a pie, tómate el tiempo para explorar más de una.

  1. Sumérgete en el Blue Hole

El Blue Hole desciende a una profundidad de más de 120 metros y sólo los buceadores pueden hundirse en este famoso cenote. Los esnorquelistas pueden explorar los arrecifes de coral que rodean el hoyo, pero sólo los buceadores experimentados pueden bucear a lo largo de la pared hasta una profundidad de 40 metros. Allí encontrará una colección de formaciones calizas y extrañas estalactitas. A 40 metros, no hay corales ni peces de colores, pero se pueden encontrar tiburones martillo que se detienen allí. Otras criaturas marinas que habitan estas aguas incluyen barracudas, rayas y tiburones de arrecife. No hay nada como el silencio que te rodea cuando te sumerges a 40 metros de distancia, rodeado de estalactitas y cuevas prehistóricas derrumbadas. Esta es una inmersión que usted debe poner en su lista de inmersiones que no debe perderse.

  1. Tubería en las bodegas de Branch River

No hay nada mejor que flotar 11 kilómetros en un arroyo subterráneo a través de cuevas con un faro para guiarte. La aventura comienza con una caminata de 20 a 30 minutos a través de la selva, guiada por un guía contratado con anticipación o uno de los muchos guías que esperan en la entrada. El guía le proporcionará información interesante sobre la flora y fauna a lo largo del camino hacia el río. Cuando llegas al arroyo, los tubos se unen y aquí estás flotando hacia las cuevas. Las formaciones de cuevas son únicas e incluyen cascadas, formaciones rocosas y cristales. El agua está fría, y la porción de tubo en la cueva dura aproximadamente 30 minutos. El circuito termina con un último tramo de tubo sobre el río, durante el cual se pueden ver tucanes y monos aulladores. Los tubos interiores, cascos y faros son proporcionados por las guías.

  1. Alojamiento en el Jungle Lodge

Belice es sin duda un lugar para visitar si desea dormir en una cabaña en el corazón de la selva. Este país es el hogar de muchos alojamientos ecológicos para escapadas románticas, vacaciones familiares o estancias de lujo. Cuando piense en una cabaña en la selva de este país, imagine spas de clase mundial, piscinas desbordantes con vistas a las copas de los árboles, elegantes cabañas, aves exóticas volando por encima y deliciosa comida. Dependiendo de lo que estés buscando, puedes encontrar una cabaña en la selva a orillas del río que ofrece aventuras en tirolesa y canoa, o una cabaña ubicada en el corazón de la selva a la que sólo se puede llegar en helicóptero. Alojarse en uno de estos alojamientos únicos significa que todo está hecho para usted y que realmente puede establecerse y relajarse.

  1. Visite el zoológico

La historia de este zoológico es interesante: fue creado en la década de 1980 después de que un documental filmado sobre animales en Belice dejara animales demasiado domesticados para ser reintroducidos en la naturaleza. Sharon Matola era la responsable del cuidado de los animales y decidió montar el zoológico y convertirlo en un refugio. El zoológico de Belice alberga especies endémicas locales y animales huérfanos, heridos y criados en cautividad. Una visita nocturna al zoológico es muy recomendable, ya que muchos animales son nocturnos. Una de las cosas más asombrosas de este zoológico es la interacción entre los animales en el zoológico y los animales salvajes en la selva circundante. No se sorprenda al ver serpientes, pájaros e iguanas caminando alrededor del zoológico, así como monos aulladores comunicándose con sus primos en la selva.

  1. Escapada a las islas

Visitar las islas e islotes de Belice es una visita obligada para cualquier viajero que ama las playas de arena blanca, aguas azules y un lugar para relajarse. Los visitantes pueden elegir entre cientos de islas, más de 450 para ser precisos, y algunas son mucho más accesibles que otras. Caye Caulker es un lugar popular para mochileros y aquellos que no están interesados en el lujo. No se permiten coches, y la gente puede conducir en carritos de golf o a pie. Si usted está buscando algo más grande y ofrece más opciones, Ambergris Caye tiene más hoteles, deportes acuáticos y muchos restaurantes y bares. Si usted está buscando escapar de la realidad y relajarse en una hamaca bajo el sol, Tobacco Caye es una pequeña isla donde los pocos residentes locales alquilan habitaciones de huéspedes.

  1. Escalada Ca’ana

Caracol es el sitio maya más espectacular de Belice, y es allí donde los visitantes descubrirán la gran pirámide de Ca’ana. En realidad hay 35.000 edificios en este sitio, y muchos de ellos aún no han sido excavados, pero los que han sido descubiertos están a la espera de ser escalados. Ca’ana es el edificio más alto, y el viaje hacia la cima es agotador. Lo que vale la pena es la vista desde arriba. La pirámide tiene 43,5 metros de altura y es la estructura artificial más alta de Belice. Las escaleras de la cima parecen hechas para gigantes, y subirlas es una aventura. Una vez en la cima, tendrá vistas impresionantes de la selva y el dosel; abra los ojos para ver jaguares, monos, tucanes, tapires y guacamayos escarlatas.

  1. Practique snorkel en la Reserva Marina de Hol Chan

La reserva marina más antigua de Belice ofrece una experiencia inigualable de buceo y snorkeling mientras protege la vida marina a lo largo de la sección norte de la barrera de arrecife de Belice. Para llegar a ella, los visitantes deben alquilar un barco y un guía, y las excursiones suelen realizarse dos veces al día, una por la mañana y otra por la tarde. La reserva marina se divide en cuatro zonas, la primera de las cuales es Hol Cut Chan. Aquí los buceadores y snorkelistas descubrirán una abundancia de peces coloridos y amigables. En estas aguas también aparecen rayas, langostas y morenas. Las zonas dos y tres contienen praderas de fanerógamas marinas y manglares. El Shark Ray Alley es la cuarta área, y los buzos pueden ver un cardumen de tiburones vagando por estas aguas. Las rayas también viven en estas aguas, y aunque no son peligrosas, es importante recordar que son animales salvajes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*